martes, 17 de junio de 2014

Disfraz: el lolita en la sociedad

NOTA: Este artículo lo escribí hace tiempo, pero no lo subí hasta hoy porque no tenía el blog activo. Esta hecho con cariño y esmero, espero que os guste ^^

Soy de esas lolitas que se molesta cuando la gente dice que “voy disfrazada”, y quiero explicaros por qué. Es un  supuesto insulto (porque no es un insulto en si mismo, pero lo dicen para insultarte) que en mi opinión denota mucha ignorancia y va en contra tanto de lo que es el lolita como lo que es un disfraz (dos cosas que me encantan). La razón es la siguiente:

Si buscáis la palabra disfraz en distintos sitios, la definición viene a ser esta: una vestimenta diseñada distraer o llamar la atención, representar algún personaje concreto o desfigurar algo con el fin de que no sea conocido, camuflando a la persona que lo lleva.

¿Podría entonces ser considerado el lolita un disfraz?
No.

- NO pretendemos llamar la atención. Con esto no digo que no haya chicas a las que les guste y que se vistan lolita para llamar la atención, pero no es algo intrínseco de ser lolita. Os aseguro que hay muchas lolitas que LO DETESTAN. Ni yo ni ninguna lolita tenemos la culpa de que lo que nos gusta sea algo inusual y que debido a eso llame la atención. No elegimos nuestros gustos, ni elegimos que el lolita fuese algo raro y llamativo. Es así porque nos ha tocado vivir en esta sociedad, quizá en alguna otra sociedad alternativa no lo sería. Y no por ello nos dejaría de gustar, igual que porque sea raro no nos lo dejamos de poner. A algunas nos cuesta más, a otra menos, pero sabemos que no hacemos nada malo y que nos hace sentir bien, y eso nos da fuerzas para seguir adelante y enfrentarnos a ese “lado feo” de la sociedad.

- NO representamos a ningún personaje. El lolita no es cosplay, ni tiene nada que ver. Una lolita no se viste de manera determinada para “convertirse” en un personaje y llevar un rol. Como mucho puede sentirse inspirada o identificada en algo con algún personaje o algún rol, y lo adapte a su propia forma de vestir, algo que se hace también en la moda común. Pero nosotras al vestirnos de lolita nos representamos a nosotras mismas. A nadie más.

- NO pretendemos distraer o desfigurar lo que somos. Todo lo contario; el lolita es una manera de expresarlo.  Ser lolita significa, para empezar, sentirse identificado con el mismo, que cuando te pongas esa ropa sientas que representa lo que tú eres, y por lo tanto tienes que sentir cierta comodidad. Para muchas lolitas, la ropa lolita no es más que una segunda piel. Y cuando se sienten disfrazadas es cuando visten en vaqueros. Qué es y qué no es un disfraz depende directamente de la persona que lo lleva, de sus sentimientos y sus razones.  Absolutamente cualquier prenda de ropa o conjunto puede ser un disfraz o puede no serlo. Que conste que NO SOLO SOMOS LOLITAS. El lolita es parte de somos, pero somos mucho más que eso, por supuesto! Somos primero personas, y tenemos muchos gustos distintos. Nos puede gustar vestir  lolita igual que vestir vaqueros e igual que vestir cualquier otra moda. No se pide exclusividad. Y además, la manera de vestirnos depende también del evento y de nuestro estado de ánimo, de lo que nos apetezca ese día. Cada día nos puede apetecer algo distinto, darle algo distinto a nuestros conjuntos, y evocar distintas cosas, distintas sensaciones. Hoy más gótica, mañana más clásica, pasado más dulce y dentro de unos días puede que las tres cosas juntas al mismo nivel. Pero todas ellas somos nosotras, todas ellas representan una parte de nosotras, de nuestros gustos, de nuestros sentimientos.

La ropa que te pones es igual que la música que escuchas. Los libros que lees. Los cuadros que admiras. Todos hablan un poco de ti, de lo que tú eres. Y cada uno te puede gustar por mil razones distintas, en muchos momentos distintos, por ello no se debe juzgar a una persona simplemente por esas cosas, es demasiado superficial. Pero no te camuflan, no son tu disfraz. Tu disfraz es cuando sonrries y en realidad quieres llorar. Cuando dices algo que no piensas. Cuando simplemente te comportas como alguien… que no eres.

Sin embargo, a pesar de esa “falsedad”, el disfraz también es algo maravilloso, y poderoso. Un disfraz puede salvarte de una situación fatal, salvarte la vida. Te puede transformar dándote la libertad de decir y hacer cosas que, desnudo sin tu disfraz, no serías capaz.  Y en ocasiones, como el carnaval, te lo puedes creer, porque dentro de esa gran obra de teatro, tú eres lo que has elegido. Saca el lado más hilarante y loco del ser humano, te desinhibe y te hace reír. Te permite huir de ti mismo, y eso es algo único, que tiene un enorme poder.

Pero no es el lolita. Con el lolita no huyes de ti mismo, te enfrentas a ti mismo. Y te enfrentas a la sociedad. Requiere  fuerza, valor. Cuando lo más fácil, curiosamente, sería ponerse un disfraz.

Un abrazo muy fuerte a todos los valientes.




PD: Quiero hacen mención especial a dos cosas:
- Si tú quisieras vestirte todos los días con un disfraz, estás en pleno derecho. Sinceramente, me importa poco que la gente prefiera salir disfrazada que no disfrazada. Cada uno tiene sus gustos y sus razones.

- El lolita no es algo pensado para ser un disfraz, pero como he dicho cualquier cosa puede ser un disfraz. Lógicamente no puede serlo para una lolita, pero para alguien que no lo es sí puede serlo. Lo que pretendo decir es que es si mismo no es un disfraz, igual que no lo es un uniforme de enfermera o policía, pero si puede ser usado para disfrazarse. Espero que me hayáis entendido.

4 comentarios:

  1. Un artículo genial!! 100% de acuerdo, la lástima de todo este tema es el poder transmitir todo esto a la gente de la calle, es decir, nosotras al ser víctimas de insultos por la calle nos hace reflexionar, al fin y al cabo nos exponemos porque queremos, pero quién se divierte pegando un chilido a alguien no se para a pensar en este para poder llegar a una conclusión de por qué hay gente que se "disfraza" así. A mi me molesta y me cansa la pregunta de "pero vas así por la calle?" Que acaso no lo estás viendo? A mi tu ìercing tampoco me gusta y no lo pregunto!! Que dificil le cuesta a la gente ser mínimamente tolerante..
    En resumidas cuentas, me ha parecido muy buen análisis punto por punto hablando del dualismo lolita - disfraz :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado ^^ Sí es cierto que nosotras por estar expuestas a estos prejuicios reflexionamos más sobre ellos, pero no quita que sean eso, prejuicios ignorantes, que cualquier persona mínimamente tolerante debería ya tener superados.
      Un saludo :)

      Eliminar
  2. Excelente artículo! Muy claro, lo entendí a la perfección.
    Me encantó tu blog, te pondré en mis favoritos.

    Un saludo. :)

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails